Vivo en una colina, olvidada en el planeta azul, donde el cielo aun es lindo y la noche es luz, y oigo cada dia mil ofertas para volar, pero soy voluntario y me quiero quedar…….He anclado mi vida al pie de esta cruz antigua y no quiero cambiar, soy un corazón cautivo, es que llevo teñida la vista y tatuada la mente, de rojo cármesí, por la sangre de un carpintero, INOCENTE.
Es la estrofa de una de una de mis canciones favoritas de Marcos Vidal.

Que bueno es saber donde estamos parados. Contemplo decenas de personas que no tienen dirección, gente sin propósito , que vive como si estuvieran en una pista de baile ( de aquí para allá y de allá para acá)

Quiero seguir las pisadas del maestro, JESUS , sé que por torpe que sea no me extraviaré. .

Anuncios