Honestamente pensé que hoy mermaría la asistencia a la actividad de los bleachers en el estadio de HOME, pero me sorprendieron, nadie se quedó, son más fieles de lo que pensaba, ya veo que no los detiene nada; ni los llamados a huelga, ni lluvia, ni apagones, ni los Ipods, ni los g12, ni la telenovela, ni la noticia, ni el parque hostos, nada ni nadie nos separá del amor de Dios que es Cristo Jesús Señor nuestro.

Por jóvenes como ustedes vale la pena seguir adelante.

Cuanto hemos llegado a quererlos!!!

Anuncios