Hace una semana invitamos a un predicador de otra ciudad a  una de nuestras actividades para los de afuera , el comenzó con una dianámica y pidió al joven más extrovertido subir al escenario, es increíble como todos al onísono votaron por uno de los mas tímidos ( es que son así de tremendos los chicos) mas de 200 jóvenes ,JULIO, JULIO…..bueno Julio César se puso como una manzana, pero ya lo aclamaban tenía que subir, moralmente no podía desfraudar a ese público(ya lo había hecho una vez, en Macoris) que quería hacerle tal mald .

Para sorpresa de todos la dinámica consistía en darle un premio en efectivo al más aclamado sin tener que hacer nada a cambio ,solo subir al escenario y recogerlo.

Bueno los que nos leen de otros países no se imaginan la cara de sorpresa de aquel público y ustedes los muchachos de Home, todos querían ser Julio César, es mas vi muchos después que pasó la actividad que se querían ir con Julio… ahh, yo te puedo llevar a tu casa, oye, tu has comido…son buenisimos….

Moraleja de la vida Dios convierte nustras frustraciones en bendiciones .

Anuncios