Estos últimos días he estado muy agitada, con lo de la operación de mi esposo, ( extración de terceros molares),  de verdad que esta vez ha sido diferente, aunque se ha enfermado en otras ocaciones nunca había tenido que dejar de comunicarse por medio del habla.

Bueno he aprendido tanto; soy casi una enfermera, y graduada terapeuta, ayudante, asistente, telefonista, alarma para indicar la hora de las medicinas , etc…

Soy la peor intérprete del mundo, imagínese que tengo que traducir, de mi esposo (que creo que no es bueno haciendo señas), a la doctora, de la doctora a los amigos, a mi suegra, a mi madre…al mundo

Mi niña que tampoco sabe expresarse a sus 11 meses, cree que papá ya no quiere tenerla en los brazos y llora cada vez que lo ve. Trato de explicarle , pero no me entiende.

Lo más díficil de todo esto, es que tuve que sustituir a mi esposo donde lo esperaban más de doscientos jóvenes con una conferencia sobre el noviazgo, ufff!!! eso sí que fue un poco abrumador, no soy muy buena enseñando multitudes. jajajaja.

Claro que no le hablé de noviazgo, ese tema es de él , fue él quien tuvo muchas novias:)

Al final noté que todas las sillas estaban ocupadas, sino es que estaban los ángeles animándome. jajaja.

Creo que muchas veces el Señor nos pone a descansar, obligado y con dolores ,de la agitada vida ministerial que llevamos.

Ahh, también me he reído mucho, digo siempre lo hago, pero ahora cada vez que oigo el intercomunicador que usa mi esposo para llamarme cuando estoy lejos (una campana de heladero) le digo:

Le quedan de vainilla, o de coco….el no aguanta y se tiene que reir también.

Bueno creo que de esto se trata literalmente ser ayuda idónea.

Si puedo ayudar en algo más, estaré escribiendo en mi blog.

Anuncios